No solo hay que actualizar el sistema operativo y la app de WhastApp debe ser actualizada a la última versión.

En las últimas versiones de WhatsApp se ha metido un sistema de cifrado de mensajes entre terminales muy seguro, que hace que las comunicaciones entre ellos no se puedan capturar como se hacía en las versiones antiguas con herramientas como WhatsAppSniffer o WireShark-WhatsApp.